Enseñar a usar el Pretérito Indefinido es cosa de niños. Traviesos.