Tres personas, tres espacios